Corcubión Medieval

Se Acepta en general que la edad media se extiende entre los siglos V y XV. En Galicia se pueden adoptar los años 410 y 1486 como fechas de referencia extremas; en la primera se firma un pacto ("foedus") entre los Suevos recién llegados y los Romanos, iniciándose un camino independiente del Reino de Galicia, primer reino medieval europeo; en la segunda llegan los Reyes Católicos, en significativa visita que simboliza la imposición del estado moderno y la plena postración del país.

La identidad histórica de Corcubión se define en los tiempos medievales, que es cuando se forma como villa importante, al igual que otras de la comarca; y el conjunto de Galicia vive en este período momentos de gran crecimiento cultural, político y económico. Lo que hoy conocemos como villa de Corcubión resurge en el contexto medieval de organización del territorio de Finisterre, y que luego sería conocido como tierra de Nemancos. En este contexto de formación, en la hoy denominada "Costa da Morte", hay intereses enfrentados entre el poder de la iglesia compostelana y la nobleza laica. Mientras que los pueblos vecinos Cee y Finisterre van a pertenecer al dominio eclesiástico, Corcubión aparece como villa vinculada a una de las casas nobles más importantes de la historia de Galicia: Los Moscoso de Altamira.

Todo empieza o adquiere importancia con el casamiento, a mediados del siglo XV, de doña Xoana de Castro con Rodrigo de Moscoso, señor de Altamira e hijo de Rodrigo Sánchez de Moscoso. Será entonces cuando Corcubión se configure como centro rector de la comarca al asentarse en ella el Palacio ("Pazo") de los Altamira, convirtiéndose la villa en la capital de jurisdicción. Al establecerse aquí la maquinaria burocrática y de poder de los Altamira: jueces, notarios, sacerdotes, criados y escuderos, Corcubión va a tener un ambiente más noble, incidiendo esto también en el urbanismo. El puerto es de escala obligada desde principios del siglo XV para los barcos que continuaban ruta para el sur o para el norte, además de importante referente comercial bajo el control de los Moscoso con muchas y distantes relaciones.

La huella de los Altamira aparece también en la imagen de San Marcos, que alberga en la espalda de su figura sus símbolos heráldicos: Las ruedas de los Castros y la cabeza de lobo de los Moscoso.

Introducirnos en esta época, en el pasado de nuestra villa y de nuestro país, muchas veces oculto, es lo que pretendemos con la celebración medieval que cada año tiene lugar en Corcubión el fin de semana después de las fiestas del Carmen (16 de Julio).

Mercado Medieval Corcubión 2007

Mercado Medieval Corcubión 2008

 

Volver a Página Principal